martes, 8 de diciembre de 2015

Reseña - Star Wars Episode 2 Attack of the clones

Salta al final, para la versión en vídeo



La nueva película de Star Wars está cada vez más cerca,
mientras tanto, es momento de revisar la segunda película perteneciente a
trilogía de precuelas, tres años después de el episodio 1 llega la siguiente
entrega de la saga, esta vez no fue tan calurosamente recibida, prueba de ello
es que es la única entrega numérica de la franquicia que no fue la líder de
taquilla en su año de estreno, a pesar de que triunfa (por los pelos) donde la
anterior fallo, pero ¿Vale la pena invertir 2 horas de tu vida en ver Episodio
2? Pues si y no.

Star Wars: Episodio II – El ataque de los clones, escrita y
dirigida otra vez y como siempre por George Lucas, estrenada a principios del
2002, con un periodo de producción relativamente corto, de aproximadamente un
año en total, de los cuales 3 meses se trabajo sin guion, pues Lucas tuvo que
reescribirlo completamente, porque bueno, a nadie más le parecía graciosa su
idea de Jar Jar Binks fuera la estrella, la historia nos sitúa 10 años después
de los acontecimientos de la entrega pasada, tiempo en el cual el pequeño
Anakin se ha convertido en un habilidoso, pero arrogante Padawan o sea aprendiz
de Jedi.

Menciono a Anakin antes que a todo, porque en esta ocasión
la historia se centra fuertemente en él, al grado de casi girar a su alrededor,
aún más si nos ponemos a leer entre líneas el trasfondo de varios acontecimientos,
este enfoque no es accidental, pues la intención principal es mostrar como
Anakin coquetea sutilmente con la oscuridad y el odio en su corazón, sí ese
odio por el cual Yoda no quería que se le entrenara, de todos modos si yo fuera
Obi-wan me hubiera enfocado en el carácter de Anakin durante su entrenamiento y
no en estar en plan “Odio cuando hace eso”, supongo que lo suyo es ser Jedi, no
niñera. 

Retomo una vez más la teoría de Jar Jar Binks Caballero Sith
como algo a considerar de nuevo, porque aunque su participación es corta,
también es cierto que sus acciones son trascendentales, digo, con eso de que
convence al senado de dar poderes especiales de emergencia a Hitler, digo a
Palpatine, solo para que mantengan el ojo atento con este mono, pero otra vez
me estoy adelantando.



Vamos por partes, la ex reina Padme Amidala, ahora senadora, es víctima de un
intento de asesinato, por lo que se encomienda a Obi-wan Kenovi, ahora
Caballero Jedi y a su aprendiz Anakin Skywalker cuidarle, tras un segundo
atentado y obtener pistas, Anakin es mandado como escolta de Padme de vuelta a
Naboo, aunque el señorito hace lo que quiere y se va a Tattoine, mientras
Obi-wan emprende una investigación que lo lleva al Planeta Kamino, donde se
entera de que el difunto Maestro Jedi Sifo-dias, ordeno años atrás un ejército
de Clones para servir a la república, que está listo y entrenado, de lo cual
nunca dio informe. A partir de aquí resulta difícil hablar sin dar Spoilers, advertidos
están.



Primero que nada, debo resaltar la actitud altanera de chico
malo que todas puede de Anakin, algo que parece encantarle a Padme, eso me
lleva a la parte más floja de la película, hay escenas de Padme y Anakin
pasándosela en grande, donde se nota la atracción y ¿Por qué no decirlo?
Tensión sexual, aderezadas con dramones del tipo “quiero, pero no puedo, porque
te voy a hacer sufrir”, si, suena divertidísimo ¿no? Pues no lo es, aparte de
estar súper mal actuado, es tedioso y aburrido, pero supongo que es desarrollo
de personajes valido, o algo así y de solo pensar que originalmente tenían
planeadas mas escenas para esta parte, me dan ganas de mejor ir a ver
crepúsculo, no, no es cierto, no es para tanto, nunca es para tanto, total que
Anakin llega a la brillante conclusión  de que todo es culpa de Obi-wan, porque,
razones y lo mas lógico es ir a buscar a su madre a Tattoine para liberarla, porque
el mal hombre de Qui-gon la dejo ahí pudriéndose en la inmundicia años atrás, poniendo
en riesgo su misión de mantener oculta y segura a Padme, porque, lógica George
Lucas.



Es aquí donde respaldo que se puede no ver Episodio 1 y no pasa nada, Padme y
Anakin se van a Tattoine en busca de Shmi, la madre de Anakin, para enterarse
que Watto, su antiguo propietario la vendió y ahora le pertenece a un tal Lars,
que la libero y se caso con ella, aun cuando Watto es un mostro burla de los judíos,
digo un personaje CGI que regresa de la película anterior y de que la madre de
Anakin le pertenecía, no hay nada realmente que no podamos entender si
simplemente vemos las escenas de esta película y su descarado dialogo
expositivo, incluso no hace ninguna diferencia conocer o no desde antes a Shmi con
personalidad de tabla que no le ayuda en nada.
Y luego, oh cruel destino ¿por qué le mandas esta tortura? No
es ningún secreto que el señor oscuro Sith, que tampoco es secreto que es
Palpatine manipula desde las sombras acontecimientos y personas para que todo
vaya de acuerdo al plan, por lo cual “coincidentemente” una tribu de moradores
de las arenas se llevaron a Shmi de los brazos de su nuevo esposo Lars y sus flamantes
hijastros, así que Anakin iracundo va a su rescate y de paso, mata a todo los
responsables, se que lo cuento como si fuera cualquier cosa, pero de hecho es
muy relevante, además del hecho de que su pobre madre muere a penas el llega,
este es el primer paso visible del camino de Anakin hacia al lado oscuro, pues
incluso mato a niños, mujeres y ancianos, cosa que el mismo explica en un
forzado y cuasi dramático dialogo expositivo, pero luego se acuerda que le
encanta ser bien metiche y desobediente y se le pasa, de hecho es a partir de
aquí que la película se empieza a poner buena, cuando ya va por la mitad, una
cosa más a denotar es que cuando Anakin comete la masacre, se puede escuchar el
grito del difunto Qui-gon Jin, en su momento no lo entendí, para empezar porque
no parece su voz, pero es muy probable que su espíritu haya intentado detenerlo
sin éxito.



Obi-wan por su parte se la está pasando bomba agarrándose a golpes cual
borracho de cantina con Jango Fett, el tipo del que hicieron todos los clones
del ejercito ese, el cual por casualidad es el caza recompensas que andan
buscando por tratar de matar a Padme, sí, suena muy flojo, pero no hay que
olvidar que Palpatine está moviendo las piezas para que todo salga a su
conveniencia, pero también es cierto, es puro y descarado Fan service para que
digas “wow es el papa de Boba Fett” el cual por cierto, se muere bien chafa,
supongo que de tal palo, tal astilla.



A fin de cuentas Anakin, Padme y Obi-wan acaban capturados por el conde Dooku,
un ex Jedi, ahora caballero Sith conocido como Darth Tyranus y su ejército de
Droides, en una suerte de Coliseo Romano, pero el consejo Jedi llega al
rescate, acompañados del ejercito de Clones, debidamente uniformados de
Stromtr… digo Clone Troopers, cortesía de Hitler, digo Palpatine y su recién
adquirido poder en la república ¿Qué nos deja de bueno esto? Visualmente, todo,
el grupo de Jedi peleando en la arena Coliseo, sí, Samuel L. Jackson ahora si
se levanta de su silla, la lucha de los droides contra los clones y para
rematar, por primera vez poder ver al maestro Yoda haciendo gala de sus
habilidades con el sable de luz, con todo y que este tipo Dooku personalizado
por Christopher Lee es involuntariamente gracioso, es como ver a Dracula
lanzando rayitos de las manos.

Así tras la efímera victoria, da inicio la guerra de los
clones, guerra que no vemos en las películas, pues cuando episodio 3 arranca,
la guerra ya está en las ultimas, pero para eso están las 2 series animadas
Clones Wars, ah sí, y a Anakin le cortan una mano, se pone una robótica y se
casa en secreto con Padme, fin.



Ciertamente, la historia se siente mas solida, aunque sufre de varios de los
problemas de su antecesora, siendo el más resaltable el poner demasiado énfasis
y dedicarle tiempo de mas a cosas que bien pudieron ser omitidas o abordadas de
manera distinta, de todos modos, solo por su acto final vale la pena darle una
oportunidad.



También nos encontramos con que muchas veces escenas enteras son los actores
actuando solos en un cuarto verde, más aún, otras son completamente generadas
por computadora sin un solo ápice del mundo real, solo que esta vez sí se ven
mejor logradas, siendo muy quisquillosos ya se ven medio feas, de hecho hasta
recicla tomas de la entrega anterior, pero no es que importe tanto, de hecho
tiene varios momentos memorables gracias a estos efectos especiales CGI.



Reamente no tengo tanto problema con esta película como lo tuve con la
anterior, el screenplay sigue algo extraño, pero es lo suficientemente
disfrutable como para catalogarla de palomera, su verdadero bache, es parte de
Star Wars y es difícil llenar unos zapatos tan grandes.



Y eso es todo por ahora, en el próximo video, haremos una
escala en el espacio antes de llegar al episodio 3 y revisaremos 2 series
animadas de TV, junto con su película, Star Wars: The Clone Wars, no olvides si
bien estaré hablando del resto de las películas de Star Wars, el canal no se
limita solo a ese tema, así que, si te gusto, comparte y suscríbete, lo
escuchaste en el Blog de Haru, Que la fuerza te acompañe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

: D